Vivir el momento presente

Vivir el momento presente, Ejercicios de respiración

10 minutos de mindfulne… 71 hábitos para…

La idea de “vivir el momento” ha inspirado muchos carteles y camisetas de motivación, pero en realidad es un concepto importante. Seguramente habrás oído varias variantes: Vive como si no hubiera un mañana. Vive como si fueras a morir hoy.  Vivir en el momento requiere práctica, pero cuando aprendas a vivir así, llevarás una vida más plena y apreciarás la belleza de cada actividad en cada segundo del día. Aprende a vivir el momento con estas seis ideas.
Jay Dixit, editor senior de Psychology Today, se refiere a esto como mindfulness, o estar con tus pensamientos tal y como son. Según Dixit, vivir el momento practicando la atención plena reduce el estrés, refuerza el sistema inmunitario, reduce la presión arterial y tiene otros efectos físicos y mentales beneficiosos. Dixit añade que las personas conscientes son más seguras, tienen una mayor autoestima y son más felices.
Según la doctora Sonja Lyubomirsky, psicóloga y educadora de la Universidad de California en Riverside y autora de The How of Happiness, saborear y disfrutar de la vida en el momento -ya sea comiendo, tomando una taza de café o yendo a la tienda- provoca felicidad y otras emociones positivas.

Cómo vivir el presente y no el pasado

Cuando la gente habla de vivir en el momento, suele referirse a la atención plena o “prestar atención a propósito, en el momento presente, y sin juzgar el desarrollo de la experiencia momento a momento” (Kabat-Zinn, 2003). Este tipo de vida consciente, centrada en el presente, te mantiene fuera de tu cabeza, te impide rumiar las cosas que salieron mal en el pasado y disminuye la cantidad de tiempo que pasas preocupándote por lo que podría salir mal en el futuro. Y dedicarse a rumiar o preocuparse tiene todo tipo de efectos negativos en nuestro bienestar. Antes de continuar, pensamos que podría interesarte hacer nuestro test de bienestar para saber más sobre tu bienestar personal (incluyendo tu atención plena y otras habilidades). O, si eres un emprendedor o coach de bienestar, descarga nuestro eBook de Crecimiento de Negocios de Bienestar para obtener consejos expertos, herramientas y recursos para compartir con tu audiencia.

Ensayo sobre la vida en el momento presente

La idea de “vivir el momento” ha inspirado muchos carteles y camisetas de motivación, pero en realidad es un concepto importante. Seguramente habrás oído varias variantes: Vive como si no hubiera un mañana. Vive como si fueras a morir hoy.  Vivir en el momento requiere práctica, pero cuando aprendas a vivir así, llevarás una vida más plena y apreciarás la belleza de cada actividad en cada segundo del día. Aprende a vivir el momento con estas seis ideas.
Jay Dixit, editor senior de Psychology Today, se refiere a esto como mindfulness, o estar con tus pensamientos tal y como son. Según Dixit, vivir el momento practicando la atención plena reduce el estrés, refuerza el sistema inmunitario, reduce la presión arterial y tiene otros efectos físicos y mentales beneficiosos. Dixit añade que las personas conscientes son más seguras, tienen una mayor autoestima y son más felices.
Según la doctora Sonja Lyubomirsky, psicóloga y educadora de la Universidad de California en Riverside y autora de The How of Happiness, saborear y disfrutar de la vida en el momento -ya sea comiendo, tomando una taza de café o yendo a la tienda- provoca felicidad y otras emociones positivas.

Ver más

No querer aceptar la realidad tal y como es (llamémoslo escapismo) puede parecer una forma fácil de salir de situaciones estresantes. Pero la verdad es que sólo funciona a corto plazo. La vida debe experimentarse plenamente, no sólo en sus momentos más dulces y fáciles.
En eso consiste el mindfulness: en estar aquí y ahora, con pura conciencia de nuestras experiencias. No significa que tengas que meditar durante horas o apuntarte a un ashram budista. Pero requiere conectar con uno mismo y con sus hábitos. Y la recompensa, te lo aseguro, es abundante.
Hay que admitir que estar presente y vivir el momento es algo con lo que siempre he luchado, es un efecto secundario de ser un soñador. Como te dirán mis amigos, siempre estoy haciendo nuevos planes.
Estoy segura de que no soy la única que ha caído en el síndrome del “mañana mejor”, creyendo que la vida será más dulce en algún momento del futuro: cuando consiga un nuevo trabajo, cuando pierda algunos kilos o cuando ocurra algo nuevo.
Mi imaginación hiperactiva también puede trabajar en la dirección opuesta. A veces, cuando pienso en mi futuro, en lugar de soñar con un mañana mejor, me encuentro imaginando los peores escenarios e inventando situaciones por las que preocuparme.