Que es la bronquiectasia

Que es la bronquiectasia, Ejercicios de respiración

Bronquiectasias y covídicos

La bronquiectasia es una enfermedad en la que se produce un agrandamiento permanente de partes de las vías respiratorias del pulmón.[5] Los síntomas suelen incluir una tos crónica con producción de mucosidad.[3] Otros síntomas son la falta de aire, la tos con sangre y el dolor en el pecho.[2] También pueden producirse sibilancias y palos en las uñas.[2] Las personas que padecen la enfermedad suelen tener infecciones pulmonares frecuentes.[8]
La bronquiectasia puede deberse a varias causas infecciosas y adquiridas, como la neumonía, la tuberculosis, los problemas del sistema inmunitario y el trastorno genético de la fibrosis quística[11][3][12] La fibrosis quística acaba provocando bronquiectasias graves en casi todos los casos. [El mecanismo de la enfermedad consiste en la ruptura de las vías respiratorias debido a una respuesta inflamatoria excesiva [3]. Las vías respiratorias implicadas (bronquios) se agrandan y, por tanto, son menos capaces de eliminar las secreciones [3]. [Estas secreciones aumentan la cantidad de bacterias en los pulmones, lo que da lugar a la obstrucción de las vías respiratorias y a una mayor descomposición de las mismas[3] Se clasifica como una enfermedad pulmonar obstructiva, junto con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el asma[14] El diagnóstico se sospecha a partir de los síntomas y se confirma mediante una tomografía computarizada[7] Los cultivos de la mucosidad producida pueden ser útiles para determinar el tratamiento en aquellos que presentan un empeoramiento agudo y al menos una vez al año[7].

La bronquiectasia es una enfermedad terminal

Las bronquiectasias suelen ser el resultado de una infección u otra afección que lesiona las paredes de las vías respiratorias o impide que éstas eliminen la mucosidad. La mucosidad es una sustancia viscosa que las vías respiratorias producen para ayudar a eliminar el polvo, las bacterias y otras pequeñas partículas inhaladas.
En las bronquiectasias, las vías respiratorias pierden lentamente su capacidad de eliminar la mucosidad. Cuando la mucosidad no puede eliminarse, se acumula y crea un entorno en el que pueden crecer las bacterias. Esto da lugar a repetidas y graves infecciones pulmonares.
La figura A muestra una sección transversal de los pulmones con vías respiratorias normales y con vías respiratorias ensanchadas. La figura B muestra un corte transversal de una vía aérea normal. La figura C muestra un corte transversal de una vía aérea con bronquiectasias.
En Estados Unidos, las infecciones infantiles comunes -como la tos ferina y el sarampión- solían causar muchos casos de bronquiectasias. Sin embargo, estas causas son ahora menos comunes debido a las vacunas y los antibióticos.
En la actualidad, las bronquiectasias suelen deberse a una enfermedad que lesiona las paredes de las vías respiratorias o impide que éstas eliminen la mucosidad. Algunos ejemplos de estas enfermedades son la fibrosis quística y la discinesia ciliar primaria.

Diagnóstico de las bronquiectasias

En las bronquiectasias, uno o varios bronquios están anormalmente ensanchados. Esto significa que se acumula más mucosidad de lo normal, lo que hace que los bronquios sean más vulnerables a las infecciones. Si se produce una infección, los bronquios pueden volver a dañarse, por lo que se acumula aún más mucosidad en ellos, y el riesgo de infección aumenta aún más.
La cirugía suele considerarse para las bronquiectasias sólo en casos excepcionales en los que otros tratamientos no han sido eficaces, el daño en los bronquios se limita a una pequeña zona y el paciente goza de buena salud en general.
Las complicaciones de las bronquiectasias son raras, pero pueden ser graves. Una de las complicaciones más graves es la tos con grandes cantidades de sangre, causada por la rotura de uno de los vasos sanguíneos de los pulmones. Este problema puede poner en peligro la vida y puede requerir una intervención quirúrgica de urgencia para tratarlo.
Vivir con bronquiectasias puede ser estresante y frustrante, pero la mayoría de las personas con esta enfermedad tienen una esperanza de vida normal. Sin embargo, para las personas con síntomas muy graves, la bronquiectasia puede ser mortal si los pulmones dejan de funcionar correctamente.

Signos y síntomas de las bronquiectasias

Las bronquiectasias suelen ser el resultado de una infección u otra afección que lesiona las paredes de las vías respiratorias o impide que éstas eliminen la mucosidad. La mucosidad es una sustancia viscosa que las vías respiratorias producen para ayudar a eliminar el polvo, las bacterias y otras pequeñas partículas inhaladas.
En las bronquiectasias, las vías respiratorias pierden lentamente su capacidad de eliminar la mucosidad. Cuando la mucosidad no puede eliminarse, se acumula y crea un entorno en el que pueden crecer las bacterias. Esto da lugar a repetidas y graves infecciones pulmonares.
La figura A muestra una sección transversal de los pulmones con vías respiratorias normales y con vías respiratorias ensanchadas. La figura B muestra un corte transversal de una vía aérea normal. La figura C muestra un corte transversal de una vía aérea con bronquiectasias.
En Estados Unidos, las infecciones infantiles comunes -como la tos ferina y el sarampión- solían causar muchos casos de bronquiectasias. Sin embargo, estas causas son ahora menos comunes debido a las vacunas y los antibióticos.
En la actualidad, las bronquiectasias suelen deberse a una enfermedad que lesiona las paredes de las vías respiratorias o impide que éstas eliminen la mucosidad. Algunos ejemplos de estas enfermedades son la fibrosis quística y la discinesia ciliar primaria.