Puente a una pierna

Puente a una pierna, Ejercicios de respiración

Puente de isquiotibiales a una pierna

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El ejercicio de puente con una sola pierna es una excelente manera de aislar y fortalecer los extensores de la cadera (glúteos e isquiotibiales). Dado que no requiere equipamiento, este ejercicio encaja en un entrenamiento de fuerza de la parte inferior del cuerpo realizado en el gimnasio, en casa o incluso mientras se viaja.
Túmbese boca arriba con las manos a los lados, las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo (bajo las rodillas). Levante un pie, extendiendo la pierna por completo de manera que quede a unos 45 grados del suelo. Esta es la posición inicial.
Este ejercicio tiene como objetivo los extensores de la cadera. Esto incluye los tres músculos de los glúteos (glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor) y los isquiotibiales. Hazlo correctamente y verás que incluso es un potente fortalecedor del tronco.

Puente con extensión de piernas

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El ejercicio de puente con una sola pierna es una excelente manera de aislar y fortalecer los extensores de la cadera (glúteos e isquiotibiales). Dado que no requiere equipamiento, este ejercicio encaja en un entrenamiento de fuerza de la parte inferior del cuerpo realizado en el gimnasio, en casa o incluso mientras se viaja.
Túmbese boca arriba con las manos a los lados, las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo (bajo las rodillas). Levante un pie, extendiendo la pierna por completo de manera que quede a unos 45 grados del suelo. Esta es la posición inicial.
Este ejercicio tiene como objetivo los extensores de la cadera. Esto incluye los tres músculos de los glúteos (glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor) y los isquiotibiales. Hazlo correctamente y verás que incluso es un potente fortalecedor del tronco.

Puente de glúteos a una pierna en el banco

Las parejas no negociables en la vida: Los tomates deben estar espolvoreados con sal, los bizcochos deben comerse junto con el espresso, y los puentes de glúteos deben incluirse en una rutina de fortalecimiento de los glúteos -cualquier entrenador te dirá que tu trasero puede beneficiarse mucho de este movimiento. Pero la variedad de una sola pierna puede ser aún mejor (no me digas): Hacerlo con una sola pierna ayuda a aislar los músculos de los glúteos, pero también incorpora tus otros músculos posteriores y hace que este amado movimiento sea mucho más intenso, dice la entrenadora certificada por la NASM Whitney Johns, instructora de la aplicación de entrenamiento personal Plankk Studio.Cómo hacer un puente con una sola pierna
Cómo hacerlo: Acuéstate sobre tu espalda con las rodillas dobladas, los pies separados a la altura de los hombros y de 12 a 16 pulgadas de los glúteos. Levanta la pierna derecha de forma que quede en el aire a la altura de la cadera con el pie flexionado. Manteniendo la parte superior de la espalda en el suelo, active los glúteos, impulse el talón izquierdo y levante las caderas del suelo hasta que la rodilla, las caderas y los hombros formen una línea recta. Mantenga su núcleo comprometido todo el tiempo. Haz una pausa en la parte superior, apretando los glúteos durante uno o dos segundos. A continuación, vuelve a bajar a la posición inicial. Completa todas las repeticiones y cambia de pierna.

Puente de hombro a puente de una pierna

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El ejercicio de puente con una sola pierna es una excelente manera de aislar y fortalecer los extensores de la cadera (glúteos e isquiotibiales). Dado que no requiere equipamiento, este ejercicio encaja en un entrenamiento de fuerza de la parte inferior del cuerpo realizado en el gimnasio, en casa o incluso mientras se viaja.
Túmbese boca arriba con las manos a los lados, las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo (bajo las rodillas). Levante un pie, extendiendo la pierna por completo de manera que quede a unos 45 grados del suelo. Esta es la posición inicial.
Este ejercicio tiene como objetivo los extensores de la cadera. Esto incluye los tres músculos de los glúteos (glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor) y los isquiotibiales. Hazlo correctamente y verás que incluso es un potente fortalecedor del tronco.