Mindfulness que es y para que sirve

Mindfulness que es y para que sirve, Ejercicios de respiración

vipassanā

Es posible que hayas oído que la atención plena -la capacidad de estar plenamente presente en el momento- puede tener numerosos beneficios, desde la disminución del estrés y la tristeza hasta el aumento de los niveles de concentración y felicidad, según las investigaciones generales sobre la atención plena. Pero, ¿qué es exactamente la atención plena? ¿Y cómo se puede reconocer y aprovechar sus múltiples beneficios? La práctica de la meditación de atención plena es una forma de experimentar realmente el momento actual e integrar esa conciencia en tu vida cotidiana. Aquí tienes todo lo que necesitas saber para empezar.
En primer lugar, es útil familiarizarse con el significado de la atención plena, así como con su relación con la meditación. La atención plena es la cualidad de estar presente y plenamente comprometido con lo que estamos haciendo en ese momento, sin distracciones ni juicios, y consciente de nuestros pensamientos y sentimientos sin quedar atrapado en ellos. Nos entrenamos en esta conciencia momento a momento a través de la meditación, lo que nos permite desarrollar la habilidad de la atención plena para poder aplicarla a la vida cotidiana. Al enseñar a la mente a estar presente, nos enseñamos a vivir con más atención -en el presente, respirando, sin estar pendientes de los pensamientos y sentimientos reactivos-, lo que resulta especialmente útil cuando nos enfrentamos a circunstancias o situaciones difíciles.

trascender… la meditación

Esta es la definición de Jon Kabat-Zinn, conocido autor y fundador de la Clínica de Reducción del Estrés de la Universidad de Massachusetts (que tiene cuidado de añadir que es una definición operativa y que deja fuera algunos aspectos de la atención plena).
Una definición similar proviene del psicólogo Scott Bishop, que describe la atención plena como una “conciencia no colaborativa, sin juicios, centrada en el presente, en la que cada pensamiento, sentimiento y sensación que surge… se reconoce y se acepta tal como es”.
Muchos de nosotros pasamos gran parte de nuestras vidas en piloto automático, sin ser conscientes de lo que estamos experimentando, perdiéndonos todas las vistas y sonidos y olores y conexiones y alegrías que podríamos apreciar.    Una parte de ese tiempo nuestra mente parece “desconectada”, y otras veces atrapada en pensamientos del pasado (a menudo arrepentidos) o en planes para el futuro, muchos de los cuales son repetitivos.
La atención plena nos ayuda a estar presentes en nuestra vida y nos da cierto control sobre nuestras reacciones y patrones de pensamiento repetitivos.    Nos ayuda a hacer una pausa, a tener una visión más clara de la situación y a responder con más habilidad.

retroalimentación

Esta es la definición no citada de Jon Kabat-Zinn, conocido autor y fundador de la Clínica de Reducción del Estrés de la Universidad de Massachusetts (que tiene cuidado de añadir que es una definición operativa y que deja fuera algunos aspectos de la atención plena).
Una definición similar proviene del psicólogo Scott Bishop, que describe la atención plena como una “conciencia no colaborativa, sin juicios, centrada en el presente, en la que cada pensamiento, sentimiento y sensación que surge… se reconoce y se acepta tal como es”.
Muchos de nosotros pasamos gran parte de nuestras vidas en piloto automático, sin ser conscientes de lo que estamos experimentando, perdiéndonos todas las vistas y sonidos y olores y conexiones y alegrías que podríamos apreciar.    Una parte de ese tiempo nuestra mente parece “desconectada”, y otras veces atrapada en pensamientos del pasado (a menudo arrepentidos) o en planes para el futuro, muchos de los cuales son repetitivos.
La atención plena nos ayuda a estar presentes en nuestra vida y nos da cierto control sobre nuestras reacciones y patrones de pensamiento repetitivos.    Nos ayuda a hacer una pausa, a tener una visión más clara de la situación y a responder con más habilidad.

vivir en plena catástrofe

Hoy en día, parece que todo el mundo habla de mindfulness, desde los famosos hasta los profesores de yoga e incluso los de universidad. Incluso tus padres y abuelos se han unido a esta práctica. Pero más allá de la palabra de moda -y el mindfulness y la vasta industria que ha creado ciertamente es de moda-, usted podría preguntarse: ¿Qué es exactamente la atención plena?
La atención plena se define como un estado en el que uno está muy atento a su cuerpo y al mundo que le rodea. En lugar de preocuparte por el futuro o de pensar en acciones pasadas, te centras únicamente en permanecer en el momento presente. Además, en lugar de juzgar o restar importancia a los pensamientos, sentimientos o sensaciones de tu cuerpo, los aceptas y reconoces sin juzgarlos.
Si te preguntas cómo puedes permanecer atento en el acelerado mundo actual, haz una pausa. En muchos sentidos, la atención plena es algo natural: sólo tienes que pensar en cuando te quedas atrapado en una canción, entablas una conversación profunda con un amigo o juegas con tus hijos o tu mascota. Todas esas son prácticas de mindfulness. Pero si quieres profundizar y ejercitar tu fuerza de atención plena para que esté lista cuando la necesites, sigue leyendo.