Me duele el cuello y la cabeza

Me duele el cuello y la cabeza, Ejercicios de respiración

Dolor de cabeza por tensión

Usted conoce los signos de un dolor de cabeza, como un dolor sordo o una sensación de tirantez que sube por el cuello y la frente. Los dolores de cabeza son una de las dolencias más frecuentes en el mundo. Más de la mitad de las mujeres afirman haber sufrido cefaleas tensionales en algún momento, y un tercio de los hombres dicen lo mismo. En EE.UU., el 20% de las mujeres y el 10% de los hombres afirman haber tenido un fuerte dolor de cabeza en algún momento de los últimos tres meses. Hay múltiples factores que pueden desencadenar un dolor de cabeza, dependiendo del tipo. En algunos casos, el dolor de cabeza se debe a un dolor de cuello.
Entender cómo se relacionan estos problemas hace que sea más fácil ver cómo ayudar a las cefaleas por dolor de cuello. El cuello y la cabeza están estrechamente relacionados, por lo que no debería sorprender que un dolor en el cuello también pueda causar un dolor de cabeza. La conexión entre ambos depende en gran medida de la causa de su dolor de cuello y del tipo de dolores de cabeza que experimente.
El cuello también se llama columna cervical. Está formado por siete huesos responsables de sostener la cabeza y permitir que los nervios viajen desde la columna vertebral hasta el cerebro. Cuando cualquier parte del cuello se lesiona o se tensa, puede producirse dolor. Algunas causas comunes del dolor de cuello son

Dolor de cuello intenso y dolor de cabeza en la base del cráneo

Si alguna vez ha sufrido los efectos debilitantes de los dolores de cabeza acompañados de dolor de cuello y hombros, sabe de primera mano lo importante que es identificar la causa del problema y hacer todo lo posible para remediarlo o prevenirlo.
Hay multitud de causas que contribuyen a los dolores de cabeza y de cuello, desde el uso excesivo o las lesiones de los delicados tejidos blandos de la región del cuello hasta factores más generalizados como el estrés laboral, físico o emocional.    También hay una larga lista de otras causas que pueden provocar esta afección tan extendida.    Investigaciones recientes sugieren que, con frecuencia, los factores causantes de algunos dolores de cabeza tienen varias capas y no son simplemente el resultado de una razón específica.
El dolor suele ser una señal de advertencia del cuerpo y sirve para llamar la atención del cerebro. Por esta razón, el dolor agudo y crónico resultante de las cefaleas y el dolor de cuello debe tomarse en serio.    Siempre es una buena idea consultar a su médico de cabecera y hacer un esfuerzo concentrado para determinar la causa de su condición específica.    A menudo es necesario buscar la ayuda de un especialista que se ocupe específicamente del tipo de dolor de cabeza que se está experimentando.

Dolor de cuello dolor de cabeza, náuseas

El dolor de cuello por sí solo ya es un reto, especialmente si implica rigidez en el cuello y reducción de la movilidad de la cabeza. Cuando el dolor de cabeza también está presente, los problemas adicionales pueden incluir un aumento del dolor, alteraciones visuales, problemas de concentración, mareos u otros.
Hay varias afecciones que pueden causar dolor de cuello y de cabeza. Algunas afecciones pueden comenzar como un problema de cuello y luego enviar los síntomas a la cabeza, mientras que otras afecciones comienzan en la cabeza y envían el dolor al cuello. Es importante obtener un diagnóstico preciso para crear un programa de tratamiento que permita controlar con éxito la afección y reducir el dolor.
Las cefaleas como la CGH que se producen debido a otra afección subyacente se denominan cefaleas secundarias. Las cefaleas que no están asociadas a otra afección subyacente se denominan cefaleas primarias.
Los médicos utilizan la información de las características del dolor de cabeza, la exploración física y las pruebas de diagnóstico para hacer un diagnóstico preciso del tipo de cefalea. También es posible que se produzcan dos cefaleas a la vez. El tratamiento de las cefaleas primarias incluye medicamentos tanto para el alivio inmediato como para el alivio sostenido (mediante la prevención de futuros ataques). El tratamiento de las cefaleas secundarias se centra en la enfermedad subyacente para controlar los síntomas.

Alivio del dolor de cuello y de la cefalea

El dolor de cabeza con dolor de cuello puede ser un doble golpe que dificulta el movimiento de la cabeza y/o la concentración. Mientras que los dolores de cabeza pueden hacer que los músculos del cuello se vuelvan rígidos y dolorosos, un problema en el cuello, como los nervios irritados, también puede causar dolores de cabeza. Las condiciones más comunes en las que se puede experimentar dolor de cabeza y dolor de cuello juntos son:
Pruebe una combinación de estos consejos para ver qué funciona mejor para su dolor de cabeza y de cuello. Si su dolor de cabeza y/o de cuello se produce con frecuencia o empeora con el tiempo, consulte a un médico para obtener un diagnóstico preciso. Un médico puede ayudar a formular un plan de tratamiento, que también puede incluir medicamentos.
Es importante buscar atención médica inmediata para cualquier rigidez de cuello (rigidez nucal) que se presente con un fuerte dolor de cabeza y/o fiebre. Estos síntomas podrían indicar una meningitis, que es una emergencia médica.