Lo que no sabías sobre los ejercicios de respiración

Lo que no sabías sobre los ejercicios de respiración, Ejercicios de respiración

En el yoga es fundamental el control de la respiración. Con la práctica de técnicas específicas se aprende a respirar de forma dirigida, siendo conscientes de la cantidad de aire que transporta nuestro cuerpo y los canales por los que éste transita. 

El acto de respirar es una función vital fisiológica que realizamos de forma inconsciente, y que marca el ritmo de nuestra vida, ya que es imprescindible para ello. Si aprendemos a regular nuestra respiración, podemos trabajar las fluctuaciones de nuestra mente, así como los movimientos del cuerpo.

Lo que no sabías sobre los ejercicios de respiración, Ejercicios de respiración

Tipos de respiración en yoga

Existen tres tipos de respiración en yoga: respiración abdominal, respiración torácica y respiración clavicular

–  Con la respiración baja o abdominal el diafragma baja al entrar el aire con la inspiración y el vientre se hincha. Mientras sucede esto, el aire masajea nuestro estómago, páncreas, bazo y vísceras, mejorando su funcionamiento.  Al expulsar el aire el diafragma sube y se desinfla el vientre. Es una respiración orientada a la relajación y es la más común.

–  En la respiración media o torácica al entrar el aire se llenan los pulmones por completo, llenándose de arriba abajo y al espirar hacen lo contrario. Para ello solo se mueven las costillas y el aire entra por la nariz y sale por la boca.

–   La respiración alta o clavicular requiere esfuerzo porque obtenemos poco aire al realizarla. Es una respiración superficial. Al inspirar se suben los hombros y la clavícula hacia arriba y se contrae el abdomen.

La suma o combinación de los tres tipos de respiraciones anteriores es lo que se denomina respiración profunda o completa. Al inhalar, el aire llena progresivamente la parte inferior, media y alta de los pulmones. Solo se expanden las costillas, quedando estáticos hombros y pecho. En la exhalación, el aire se expulsa de forma inversa a como entró, y las costillas se contraen.

Lo que no sabías sobre los ejercicios de respiración, Ejercicios de respiración

Pranayamas más comunes

Saber Más -> LOS MEJORES EJERCICIOS DE RESPIRACION

Respiración Kapalabhati

Es un tipo de respiración purificadora que mejora la circulación sanguínea y la oxigenación del cuerpo.

Se trata de una inhalación y exhalación rápida pero profunda, que se realiza durante unas diez veces seguidas. Al finalizar, se hace una respiración profunda, se retiene el aire y se termina con una exhalación rápida, dirigiendo la atención final al corazón.

Pranayama Bhastrika

Es una respiración utilizada para purificar los chakras y mejorar su funcionamiento.

Se realiza de forma similar a la respiración Kapalabhati, pero se debe visualizar mientras respiramos como la energía sube primero por la columna vertebral y luego baja al corazón.

Respiración Ujjayi

Con este tipo de respiración el cuerpo se llena de energía para después oxigenarse y relajarse. La característica especial de este tipo de respiración es que tiene su propio sonido. Para ello hay que cerrar la parte trasera de la garganta, es decir, mantener la glotis contraída durante la inhalación, y, al exhalar, escucharemos dicho sonido.

Nadhi Shodhana

Este tipo de respiración purifica y perfecciona el aparato respiratorio y limpia nuestros canales de energía.

Consiste en inspirar por la fosa nasal izquierda y espirar por la derecha, y luego hacerlo al contrario. Una de las fosas se bloquea de forma alternativa con la ayuda del pulgar y el anular de la mano derecha.

Lo que no sabías sobre los ejercicios de respiración, Ejercicios de respiración

Consejos para entrenar tu respiración en yoga

Existen diferentes ejercicios que ayudan a controlar tu respiración. Gracias a ellos te podrás concienciar sobre tu patrón respiratorio, es decir, saber controlar cuánto aire entra y cuánto sale de tus pulmones para mejorar dicho proceso.

Algunos de dichos ejercicios de respiración son:

Espiración con bandas de resistencia.

Para este ejercicio necesitas una banda de resistencia. Debes atarla alrededor del tronco al nivel del abdomen. Tomando aire con fuerza por la nariz hay que intentar expandir la región abdominal y expulsar el aire en tres soplos, alargando dicha expulsión lo máximo posible. La banda te ayuda a fortalecer los músculos respiratorios y favorece el control de la expulsión del aire.

Ejercicios de respiración con los brazos

Un ejercicio que puedes hacer sin necesidad de usar un material adicional es entrelazar tus dedos mirando hacia el frente y colocar las manos detrás de la cabeza, a la altura de la nuca. Después, abre tus brazos mientras coges aire por la nariz y lo expulsas con fuerza por la boca, manteniendo los labios fruncidos, mientras intentas cerrar los brazos y unir los codos. Así ejercerás presión con tu abdomen para expulsar todo el aire retenido.

Otro ejercicio que puedes hacer con tus brazos es abrir los brazos elevándolos a la altura de los hombros con las palmas de las manos abiertas y mirando hacia dentro. En esa posición inhala fuerte por la nariz mientras intentas inflar tu estómago, aguanta la respiración unos tres segundos y cierra los brazos a la vez que exhalas por la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *