Consejos para un emprendedor

Consejos para un emprendedor, Ejercicios de respiración

Elon musk

Mira quién manda ahora. Puedes ser tu propio jefe: deja que eso se asimile por un minuto y luego imagínalo. Los beneficios de ser tu propio jefe son increíbles. Tú estableces tu propio horario. No tienes que estar pendiente de los comités. Decides tu propio código de vestimenta. Y lo más importante, sigues tu sueño.
Tanto si quieres empezar a trabajar como autónomo en tu casa como si quieres crear una tienda física, montar tu propio negocio puede ser extraordinariamente gratificante. También es un trabajo muy duro que está cargado de trampas si no tienes cuidado.
Bien, ahora que has decidido cuál es tu pasión y cómo quieres llevarla a cabo, tienes que investigar un poco sobre cómo montar tu propio negocio. Hay que tener en cuenta muchas cosas: ¿Quiénes serán tus clientes? ¿Cómo conseguirás los suministros? ¿Este tipo de negocio da beneficios en tu zona o necesitas ser fuerte en Internet? Antes de volcar todo lo que tienes en tu nuevo negocio, tienes que echar un vistazo honesto para ver si es una idea viable. Esto es especialmente importante si estás intentando algo nuevo. Si está comprando una franquicia, debería haber mucho material listo para usted por parte de la empresa matriz.

Ideas para convertirse en empresario

Un emprendedor es alguien que aporta ideas, productos o servicios para resolver problemas del mundo. El camino del emprendimiento se construye de forma diferente para cada persona, pero todos los emprendedores de éxito deben estar preparados para el fracaso y la crítica, y deben estar constantemente aprendiendo y mejorando.
Un plan de negocio materializa sus ideas sobre el papel y le ayuda a prever cómo funcionará su empresa. En resumen, su plan de empresa debe responder al menos a las siguientes preguntas sobre su negocio:
MÁS PARA TI’Podemos controlar nuestro propio destino’: John Zimmer comparte la visión de Lyft sobre el futuro de la empresa y la oportunidad de mercado de 1 billón de dólaresCuatro nuevos ordenadores Microsoft Surface y un teléfono plegable, y otras novedades tecnológicas para pequeñas empresasLos ex alumnos de la LSE están convirtiendo su universidad en una potencia de las startups
Piénselo dos veces antes de comprar algo o firmar un contrato de alquiler. Para determinar si el gasto es una inversión necesaria y buena, consulte su plan de negocio y pregúntese cómo contribuirá la compra al éxito de la empresa, así como los costes adicionales en los que podría incurrir, como la depreciación y los costes de mantenimiento. Intente siempre hacer más con menos y busque formas de reducir costes, como el trueque con otras empresas.

Henry ford

La planificación desempeña un papel crucial en el éxito de cualquier empresa. Un plan de negocio es un buen punto de partida: definir tus habilidades y debilidades, lo que ofreces, su carácter único y cómo piensas hacer crecer tu oferta.  Además, trata de prepararte mentalmente y en la práctica para cualquier cosa que pueda salir mal y cómo la vas a afrontar. Por ejemplo, ¿qué pasa si te lesionas? ¿Y si los clientes te pagan con un mes de retraso? ¿Y si te afecta una catástrofe meteorológica? ¿O si un proveedor de confianza quiebra?
Podrías ofrecer a los clientes un descuento si pagan un depósito o el importe total por adelantado, o incluso un incentivo: por ejemplo, pagar un 10% menos si entregas tu producto o servicio una semana antes. Haga lo que haga, tenga mucho cuidado con el endeudamiento: es uno de los mayores asesinos del éxito de las pequeñas empresas.
Resiste la tentación de derrochar en oficinas lujosas, equipos caros y marketing exagerado. El sustento de tu empresa depende de lo que tengas en la cartera, así que hay que controlar tres veces cada rand y cada céntimo. Mantén unos gastos generales bajos y gestiona el flujo de caja con eficacia. Para uno de nuestros supervivientes de los 1001 días, Jamie Pike, esto significó renunciar a una tienda física al principio y vender sus productos en un mercado; para el dúo de diseñadores JesseJames significó compartir sus instalaciones con otras pequeñas empresas.

Azim premji

Crear una empresa puede ser una forma eficaz de hacer frente a una economía en transformación. Al fin y al cabo, los empresarios son sus propios jefes, empiezan con al menos un trabajador apasionado (ellos mismos) y una idea que satisface una necesidad percibida en el mercado.
Es un gran paso. Los emprendedores deben planificar, considerar el riesgo, ser responsables financieramente e invertir tanto tiempo como dinero. Pero quienes inician una nueva empresa pueden recurrir a quienes lo han hecho antes para obtener orientación. La participación en un programa de educación superior centrado en el espíritu empresarial y la creación de empresas puede proporcionar una base en las habilidades clave.
Entre tanto, pueden construir prototipos en el garaje o escribir código en el dormitorio de invitados. Investigan quién podría producir su idea y cuánto costaría. Tienen en cuenta esos costes y los demás gastos de gestión de una empresa en el precio de sus productos o servicios. Realizan un estudio de mercado y determinan el público. A continuación, trabajan en las ventas, el marketing y la publicidad para dar a conocer sus ofertas a los clientes potenciales y convencerles de que las compren.