Como poner la mente en blanco

Como poner la mente en blanco, Ejercicios de respiración

Qué es el síndrome de la mente en blanco

Las personas que padecen este problema suelen mantener una conversación con su familia o amigos cercanos, pero se quedan en blanco en situaciones que les intimidan. Algunos ejemplos comunes son conocer a gente nueva, ser puesto en aprietos en un grupo o hablar con alguien atractivo o de alto estatus.
A continuación, te presentamos algunas formas de afrontar la mente en blanco. Están ordenadas por sugerencias que puedes utilizar en el momento y por cosas que puedes hacer a largo plazo para reducir la frecuencia con la que aparece el problema.
Cuando la mente de algunas personas se queda en blanco, el problema se agrava porque se preocupan por las consecuencias de no tener nada que decir. Temen que todo el mundo les juzgue duramente y que sea humillante. Eso les hace estar más ansiosos y cohibidos, lo que bloquea aún más sus pensamientos.
En realidad, si le dices a la gente que tu mente se quedó en blanco, normalmente no les importará y a menudo estarán encantados de ayudarte a retomar el camino. Si dices lo que ha pasado en un tono informal que diga que no es gran cosa, nadie lo tratará como tal. Por ejemplo, “¿Qué tipo de cosas haces para divertirte?”, “… …Ja, ja, lo siento, mi mente se quedó en blanco por un segundo. ¿Qué has preguntado? ¿Qué hago para divertirme? Sí. Bueno, últimamente me gusta dibujar…” Puedes enseñarte a ti mismo de primera mano que no suele ocurrir nada malo cuando te quedas en blanco fingiendo que te ocurre durante conversaciones de poca importancia.

Cómo vaciar la mente para meditar

Tener el cerebro congelado puede ocurrirle a cualquiera. “El problema no sólo afecta a los que generalmente padecen ansiedad. Prácticamente todos somos vulnerables a fallos similares, ya que nos cuesta recordar las palabras clave en el momento adecuado y nos resulta casi imposible concentrarnos en la tarea que tenemos entre manos”, dice Time.com.
Se debe a algo que se llama la respuesta de ‘lucha o huida’. La sensación de que la mente se queda en blanco bajo el estrés se produce cuando las hormonas, como el cortisol, inundan nuestros sistemas. Estas hormonas “invaden la corteza prefrontal del cerebro y el hipocampo, alterando la actividad neuronal y nuestros patrones cerebrales normales”, explican en olwcation.com. Como resultado, nuestros métodos de recuperación de hechos y de recuerdo se ven alterados.
Nuestros antepasados necesitaban esta reacción en el cuerpo para ayudarles a luchar contra los depredadores o escapar de situaciones peligrosas. “Tomarse un tiempo para considerar tus opciones no es aconsejable mientras te persigue un tigre o te enfrentas al fuego enemigo”, explican en Time.com. Son tus instintos los que toman el control y otras partes de tu cerebro, que podrían interponerse en el camino de la supervivencia, las que se hacen a un lado y dejan espacio. En situaciones de estrés, “el cerebro tiende a desconectar las redes corticales que intervienen en la creatividad, la contemplación, la planificación y el pensamiento abstracto”. Suena bien para el escenario de la huida de los tigres salvajes, pero no es una gran noticia si estás en medio de un discurso o de un examen.

Cómo vaciar la mente y concentrarse

Analice activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Cuando las personas se enfrentan al estrés, muchas se dan cuenta de que éste puede agravarse con pensamientos no sólo sobre el estrés actual, sino también sobre acontecimientos o problemas que ocurrieron en el pasado o incluso sobre acontecimientos que pueden ocurrir en el futuro.
Si usted ha experimentado este tipo de estrés, puede haber notado que los mismos pensamientos se repiten una y otra vez en su mente creando un bucle sin fin y una mayor preocupación. Este patrón de pensamiento no sólo no ayuda a resolver los problemas en cuestión, sino que también puede interferir con las prácticas saludables que pueden ayudar a crear paz interior, como el sueño reparador.
La solución es despejar la mente y darse un respiro de estos factores de estrés recurrentes y agravados. Con un enfoque renovado, puede ser capaz de resolver su problema o al menos comprometerse con una solución que sea manejable.

Cómo vaciar la mente para dormir

Especialmente en un examen que suele ir asociado al estrés, a veces se puede experimentar un lapsus temporal de memoria o un bloqueo mental, que todos conocemos muy bien si nuestra mente se queda en blanco. El Centro para la Enseñanza y el Aprendizaje (CTL) ha recopilado consejos útiles sobre cómo prepararse mejor para esta situación.
Un lapsus de memoria está causado por una agitación extrema o un estrés que constriñe nuestro pensamiento. Puede encontrar más información al respecto en nuestro artículo del blog sobre la ansiedad ante los exámenes (en alemán). Incluso el mero hecho de tener miedo a experimentar un lapsus de memoria puede ser un desencadenante que provoque una ansiedad adicional ante el examen.
Por lo tanto, lo primero que debes hacer es tomar los lapsos de memoria como lo que son: No un problema irresoluble al que hay que temer, sino un desfase o una detracción temporal durante el examen (lo que ya es bastante malo de por sí, por supuesto). Además, un lapsus de memoria no es un signo de falta de preparación o de no haber estudiado lo suficiente para tu examen. En realidad, los lapsos de memoria pueden afectar a todo el mundo en algún momento.