Como hacer abdominales hipopresivos

Como hacer abdominales hipopresivos, Ejercicios de respiración

Hipopresivos antes y después

Las técnicas HYPOPRESSIVE® se crearon en Europa a principios de la década de 1980 con el objetivo de ayudar a las mujeres en periodo de posparto a prevenir y recuperar las disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia y el prolapso. Desde el principio, el objetivo fue desarrollar un enfoque global de la salud del tronco mediante la creación de una técnica de acondicionamiento que beneficiara a todo el sistema del tronco, y eliminara las lesiones causadas por la presión perjudicial sobre el suelo pélvico (como suele ocurrir con los ejercicios abdominales tradicionales).
El término “hipopresivo” hace referencia a una disminución o reducción de la presión. Esta forma de ejercicio reduce la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica, donde los ejercicios tradicionales, el entrenamiento abdominal, la gravedad, así como la mayoría de nuestras actividades diarias son HIPERpresivos – aumentan la presión intraabdominal.    Esto no quiere decir que hacer estas actividades cotidianas sea malo para nosotros, de hecho la mayoría de lo que hacemos -incluso caminar- aumenta esta presión interna. Lo que tenemos que abordar es lo bien que nuestro cuerpo es capaz de gestionar estas presiones y prevenir la aparición de lesiones/disfunciones.

Entrenamiento hipopresivo en línea

ElevateEn Core Elevate Health, ofrecemos una forma única, eficaz y segura de mejorar y fortalecer su núcleo y los músculos posturales, al tiempo que mejora la respiración, la estabilidad del suelo pélvico, la flexibilidad y la movilidad. Utilizamos el sistema Low Pressure Fitness y los hipopresivos.
El sistema Low Pressure Fitness es un sistema de movimiento integral que se centra en los músculos del núcleo y del suelo pélvico (coordinando y tonificando los músculos), restaura la postura y la movilidad miofascial y ayuda a mejorar la respiración centrándose en el movimiento y la posición del diafragma y la caja torácica lateral. A menudo se utiliza un hipopresivo o vacío abdominal mientras se realizan las posturas y los movimientos técnicos dentro de Low Pressure Fitness, creando una presión reducida en todo el abdomen y la cintura pélvica.
Los hipopresivos se han utilizado en ciertas prácticas de yoga durante cientos de años. Durante la década de 1980 en Europa, el Dr. Marcel Caufriez comenzó a investigar el uso de hipopresivos para las mujeres para ayudar a mejorar la disfunción del suelo pélvico, como el prolapso de órganos pélvicos. En 2006, la Dra. Tamara Rial y la Dra. Piti Pinsach continuaron ampliando las investigaciones del Dr. Caufriez, desarrollando un sistema integral de entrenamiento, ejercicios y posturas basado en las técnicas hipopresivas, y en 2014 se creó Low Pressure Fitness. El objetivo era crear un entrenamiento y una rutina para todo el cuerpo de fácil acceso para el público en general para ayudar a mejorar la disfunción del suelo pélvico y combatir algunos de los efectos negativos que los deportes populares tradicionales pueden causar. ¿Cómo es que aún no has oído hablar de esto? Comenzó en España y se extendió rápidamente a los países latinoamericanos. Por eso, si buscas en You Tube LPF, muchos ejemplos están en español. En España se ha convertido en el método preferido para entrenar a las mamás posparto. Está empezando a arraigar en Norteamérica, primero en Canadá y más recientemente en Estados Unidos. Con el aumento de la concienciación, la prevalencia de la disfunción del suelo pélvico (según los NIH, 1 de cada 3 mujeres experimenta algún tipo de disfunción del suelo pélvico) y la disponibilidad de la educación, más profesionales, incluidos los fisioterapeutas de salud pélvica, están incorporando las técnicas en sus planes de tratamiento. Para obtener la certificación de Low Pressure Fitness es necesario completar los tres niveles de formación y realizar un examen de aptitud.

Los hipopresivos pueden empeorar el prolapso

Cuando pensamos en tener un vientre plano o unos abdominales tonificados, inmediatamente empezamos a buscar los mejores entrenamientos de abdominales.Abdominales, planchas, elevaciones de piernas colgantes, supermans, torsiones…Sin embargo, hay un tipo de entrenamiento que suele pasar desapercibido pero que podría tener importantes resultados positivos en tu pared abdominal y suelo pélvico.Este entrenamiento consiste en ejercicios hipopresivos que trabajan los músculos abdominales profundos, también conocidos como el transverso abdominal. Mientras que los ejercicios abdominales regulares trabajan los abdominales a un nivel más superficial, los ejercicios hipopresivos trabajan los músculos más profundos que son muy difíciles de atacar.Además de eso, los hipopresivos también pueden mejorar la salud de tu suelo pélvico, de manera similar a como lo hacen los ejercicios de Kegel.Por lo tanto, vamos a echar un mejor vistazo a los ejercicios hipopresivos y ver lo que tienen que ofrecer.Tabla de contenidos

Cómo hacer ejercicios hipopresivos

A estas alturas, casi todo el mundo ha oído hablar o ha participado en programas específicos para la construcción del “core”. Aunque se trata de un concepto importante, ahora estamos descubriendo que la forma en que hemos estado construyendo y ejercitando nuestro núcleo puede estar causando más daño que bien, especialmente si tienes un problema de espalda, una disfunción del suelo pélvico como la incontinencia, hemorroides o dolor pélvico, o signos de problemas de integridad abdominal como hernias o diástasis de rectos. Aquí desafiaremos el viejo programa de ejercicios estándar de abdominales y sentadillas o cualquier otro programa que separe los abdominales del resto del núcleo y veremos los hipopresivos frente a los ejercicios abdominales tradicionales.
En primer lugar, definamos el núcleo. Piensa en él como un bote con una parte superior, una inferior y un cuerpo cilíndrico. La parte superior es el diafragma respiratorio que separa el pecho del abdomen. La parte inferior es el diafragma pélvico sobre el que descansan los órganos urogenitales y que está situado entre los huesos “SITS” (los huesos sobre los que te sientas), el cóccix (coxis) y el hueso púbico. Las paredes del bote son los pequeños músculos de la espalda baja llamados multifidi a lo largo de la columna vertebral, y el músculo abdominal profundo llamado transversus abdominus (TrA) en la parte delantera y los lados. Para utilizar realmente el “core” de forma integral e involuntaria, es necesario ejercitarlos todos al mismo tiempo, no sólo una serie a la vez como los abdominales y luego los ejercicios de extensión de la espalda. Esta vieja filosofía de fortalecimiento del “core” ni siquiera aborda los diafragmas pélvico y respiratorio. Para que el “núcleo” funcione como una unidad para mejorar el equilibrio y el contrapeso, los músculos del núcleo tienen que entrenarse como una unidad.